jueves, 8 de junio de 2017

UCR-CAMBIEMOS, UN PANORAMA CADA VEZ MAS COMPLICADO. ESCRIBE GERARDO GOMEZ MUÑOZ

En tono de solfa se podría decir que “un arroyo” los separa, para colmo éstos son dos por lo menos. Los radicales despertaron a la luz del 25 de Mayo y en las mesas de Once Unidos con el entusiasmo de más de mil asistentes y lo que manifestaban con el abrazo del reencuentro era, casi unánime, que “hay socios que más vale perderlos”. Eso, más las noticias provenientes desde La Plata y La Rosada acerca de la voracidad de los que se creen los capitalistas en el juego, invitaban a plantarse y a no aflojar ni un tranco más.
De hecho se ha conformado una especie de mesa donde se consideran estas cosas con absoluta seriedad y en tren de rescates de banderas y de responsabilidad histórica frente a una gestión considerada desastrosa. Allí se advierte la presencia que con eso solo marca direcciones, del “Ruso” Katz, Maxi Abad, Eduardo Abud, Tato Serebrinsky, Oscar Pagni, Sebastián Puglisi y el propio presidente del comité Mario Rodríguez, Carlos Aramburu y alguno más.
No se habla de ruptura total pero sí y con todas las letras lo es que se diga “la lista propia -la número tres- es innegociable”, lo mismo la gestión de Arroyo de la forma en que se “desmaneja”, choca con medio mundo, ataca cuando se le indican desde la prensa falencias y críticas de los vecinos abandonados. Ni se salvan los mismos radicales integrantes “del mejor equipo de las últimas décadas”.
El latigazo público del “Ruso” parece ser un indicativo a su “querido amigo”, el secretario de Gobierno. Por ahora y sólo “por ahora seguirán sotto voce las críticas al ministro de Gobierno Joaquín de la Torre por sus correrías semanales en Mar del Plata, paseando a su candidato personal”.
Peor, el paisaje platense
La mesa chica radical constituida de hecho y porque cada uno representa un sector, revienta en hervor cuando comienza el relato de lo que está sucediendo en La Plata. Allí pareciera que se busca el aislamiento paulatino y descapitalizar a la UCR en distritos tan importantes como los de la primera y tercera sección electoral “para canjearnos posiciones en ciudades de menor volumen en la llanura bonaerense”. Y aportan datos: “Perdimos 9 diputados provinciales y no sólo quieren remitirnos a los pequeños distritos sino que nos los quieren reducir a siete y destacan que en rubros nacionales nos niegan que sean tres los radicales”.
Otros dos temas que “calientan”: las presiones al vicegobernador y presidente del comité provincial para que no los represente a los quejosos, mientras desde cercanías de la gobernadora se vuelve a hablar “para corrernos con la amenaza”, sobre la necesidad de que haya lista única.
Puntualizan que la mala noticia para “ese PRO voraz” es que la mesa del radicalismo ante Cambiemos se integra con Daniel Salvador que no puede enfrentarse, pero los otros integrantes son Maxi Abad y el senador tandilense Carlos Fernández ambos irreductibles en las exigencias “porque el PRO, para bien de todos, debe entender que merecemos respeto y no puede tratarnos como si fuéramos los socios minoritarios”.
Vilma siempre en el eje
El verdadero conflicto interno habría de sucederse en los próximos días cuando se produzca el choque de posiciones con Vilma Baragiola si insiste que pone en ejercicio el acuerdo de Cambiemos, incluido el radicalismo, aceptando el primer puesto en la lista acordada.
En tanto, desde el domingo a la noche y con foto proporcionada por el anfitrión, se sabe ya que la mesa de las diversas corrientes radicales se ha reunido y proclamado que la UCR tiene lista propia y el exultante dueño de casa distribuyó en la red la foto y un picante epígrafe.
En otros tramos de esta semana pasada con tanto vértigo, el primer adversario continental de la gestión de Arroyo, el “Tato” había dicho que no se toleraba más la gestión desastrosa. Y el “alma mater” de la mesa servida en la casa de Serebrinsky, Daniel Katz, avisó que “no me van obligar votar a quien no quiero votar”. Muy claro, el límite de la tolerancia es el propio Arroyo. El epígrafe adjuntado a la foto, dice contundente. “Vamos a ser una alternativa en las PASO de Cambiemos, tenemos pasado y construimos futuro”.
Esto es una bomba que retumbará muy fuerte en La Plata y también tendrá eco en La Rosada y se arma la guerra o reflexionarán los de arriba que Mar del Plata no es una aldea rural de 10 mil votos sino que es una de las primeras plazas electorales de la provincia y con una redoblada importancia mediática.
Tampoco podrá quedarse en el molde Vilma Baragiola y tal vez al conocerse el pronunciamiento de la partidaria “mesa de hecho”, hayan comenzado intensas negociaciones y conciliábulos, para encontrar salidas que eviten encontronazos.
Vilma hace semanas que viene haciendo saber que le gustaría su proyección provincial, pero a través de las urnas. Obviamente deja de lado la concejalía. Y eso y los más de 100 mil votos que fueron su capital últimamente los quiere hacer valer y porque la ponen fuera del alcance de golpes internistas que la saquen de carrera con vistas al 2019. A poco que uno averigüe qué pasa en La Plata y la 5a. se encuentra que puede haber un portazo de uno que no es valorado y que por ello se quiere bajar, lo que promovería un inesperado ascenso en la sección que a la vez facilitaría un lugar que no le desagradaría de ninguna manera a Baragiola.
Qué horas conversadas, calientes y riesgosas se vienen…, porque ni siquiera una candidata con boina en la lista de Cambiemos es solución… hay tantas manos para una olla que no da tanto y tal vez -somos humanos- en medio de tanta “discusión principista”, el negocio sea una minoría que rescate más de un concejal de los cuatro que se pierden…, ojo que hay ruso y medio en la negociación.
Unidad para Cristina
Unos 300 militantes y referentes del kirchnerismo, peronistas -y no- se dieron cita para participar en un hotel sindical de un congreso para debatir temas de políticas municipales, cantidad excelente, a primera vista. Pero quedó opacada cuando se verificó que la convocatoria de la “La Hora de los Pueblos” liderada por el joven Rodrigo Bogdanich reunió a 600 personas en el teatro de los “canillitas”.
Nada más desconfiada que la militancia peronista en tiempos preelectorales, por eso en esta ocasión la válida idea de pergeñar, tal vez, una plataforma que conforme a todos en un trance de unidad para sobrevivir a una crisis comprometida, tuvo algunas voces discordantes que llegaron a este espacio. Hubo quienes discurrían sobre la escasa magnitud -dijeron “grandeza”- de la respuesta o de la propia convocatoria, porque no estuvo la gente de Cheppi y del PJ, tampoco del sciolismo, siendo que Daniel Scioli ya habló con Cristina y adelantó que está en ese campo.
Hay fuerzas nuevas como la que lidera Daniel Sosa con una apreciable inserción en el puerto y sus barrios, a “La Hora de los Pueblos” se la dejó por falta de atención, ir a acompañar a Acción Marplatense, etc. Y a la vez se mostraban molestos por el tufillo -así calificaron-, de “movida” para la reelección de concejales y un nuevo “manijazo” de Máximo Kirchner para Fernanda Raverta que ya como virtual jefa, Daniel Rodríguez otro aspirante, la hizo cerrar el congreso. El menos quejoso de los disconformes concluyó “lo que sí no se puede creer es que haya tantos nichos sectoriales en el marco de una campaña por la unidad junto a Cristina”.
Entusiasmo creciente en AM
Las últimas semanas, mal que le pese a Gustavo Pulti, han venido moviditas, para atrás y para adelante para Acción Marplatense. Mientras el 25 de Mayo en la sede de la calle Rioja se firmaba la convocatoria “Primero Mar del Plata” junto a varios sectores sociales, gremiales y políticos como el socialismo, el Partido Solidario, peronistas y radicales, uno de los más pultistas de todas las épocas se tomaba el buque, sin avisar, casi como huyendo, era Héctor Rosso, largamente y sacando pecho autotitulado “hermano del intendente” que le posibilitó cuatro mandatos en el Concejo Deliberante.
El lector corra con “el esfuerzo” de identificar al posible Caín y al posible Abel. De esa presunta fraternidad ha resultado su salida, casi fuga, a las filas massistas. Pero en los gárrulos cafés politiqueros se debatía si el gordo lastimó más en lo humano que en lo político, porque no ha hecho gran cosa liderando nada, porque Gustavo se comió siempre el cuento del hermano y lo privilegió en todas las listas de concejales”.
Al margen de esas disquisiciones oficiosas, ahora ese espacio queda abierto para ocuparlo con gente más joven y más activa. Un filósofo embelesado con el aroma del Cabrales marplatense concluyó “si era bronca era bronca fría” y a su vez AM filosofó que lo mejor era seguir trabajando rubro al que, dicen, el que se fue “poco aportaba”.
Además se preparan para la primera interna partidaria por si Santiago Bonifatti se anima, aunque sólo tiene dos miembros de la conducción donde los pultistas tienen 16, perdió los dos apoderados y la junta electoral por decisión de los cinco jueces. Ahora celebran la valiosa incorporación de la peronista “La Hora de los Pueblos” y comenzó la preparación del gran acto público para el 15 de junio en el Radio City donde estarán los diversos sectores políticos, vecinalistas y empresarios que se han venido incorporando, despertando gran expectativa en Acción Marplatense.
Rodrigo y los milagros
La juventud que en inmensa mayoría convoca “La Hora de los Pueblos”, anunció en acto desarrollado el sábado en el Teatro de los Canillitas, su apoyo e integración a las huestes de Pulti y la candidatura a concejal de su jefe Rodrigo Bogdanich. Asistieron más de 600 personas, sin ningún tipo de acarreo y hubo otras significativas presencias como la de Supetax con Donato Cirone, de la cooperativa Nueva Esperanza encabezada por Leonor Toiurneaud.
Absolutamente destacable es la trayectoria de la “La Hora de los Pueblos”, agrupación de pocos años, pero plena en realizaciones sociales, educativas y políticas a través de fondos logrados, precisamente con actividades realizadas en apoyo a las juventudes barriales. Siempre militó en el peronismo. Ahora como muchos grupos y militantes de ese campo son un aporte genuinamente incorporados a la campaña del partido de Pulti.
Fiorini y los riesgos
Eso está viviendo el concejal de Crear incorporado a Cambiemos, con su cercana relación con el ministro de Gobierno de la provincia, Joaquín de la Torre, quien acude a su compañía en diversas gestiones y recorridas que hace por la ciudad, sus barrios e instituciones. De diversos sectores de “Cambiemos” están haciendo llegar sus reclamos por esa confianza y apoyo que consideran que Fiorini se potencia de tal ante una eventual postulación una concejalía. Para colmo el enfermizo celo se encuentra con versiones de que el hombre es muy bien mirado en la gobernación.
Sosa, Díaz, Morro, Casasola
La capacidad del espacio obliga a limitar las líneas para cada uno, pero los cuatro son activos militantes de la política, día a día. Daniel Sosa a pulmón y la sola asistencia de Mario Baudry con el “Mar del Plata, Puerto y Región” se abrió camino con partido ya reconocido. Está con Cristina como su jefe Baudry que acaba de avisar que si Cristina es candidata adiós Randazzo.
El “Mosquito” doctor Edgardo Díaz, al frente del MNA Forja, también se alinea con su jefe Gustavo López, pero aquí, todavía no fue convocado, capaz lo suma Pulti.
Mercedes Morro militante sindical aguerrida en el castigado gremio gastronómico, peronista de todos los días milita en el Frente Renovador y espera discreta y verticalista desde su adn “peruca”, que le digan en qué lugar y puesto va. Su jefa le indicó silencio y sin pelea, “porque yo peleo por vos”. Ella verticalista, espera. Estela Casasola, peronista y de las que sufrió, está en todas las elecciones, en las últimas PASO sumó más de 10 mil votos. Hoy todavía, dice, nadie la invitó, pero está dispuesta y a lo mejor a una pelea desde afuera.

Publicar un comentario